Noticias

A principios del siglo XX la misión de las empresas lucrativas fue exclusivamente económica, hoy  en día las empresas han aumentado su participación social (Lacruz Moreno , 2005) debido en gran parte a las interdependencias de los grupos que conforman la sociedad, dada  la importancia de impactar positivamente con un valor agregado en los productos y servicios que producen así como en las economías en que compiten. Si bien esta tendencia al emprendimiento social no solo atañe al sector privado (empresa privada) si no que se ha implementado a nivel público (gobierno- universidad), entre otros. Esto debido a que las iniciativas que se han desarrollado como emprendimientos sociales abarcan muchos temas diversos, mencionando algunos como la salud, la educación, la inclusión, la sustentabilidad, el acceso a servicios públicos, movilidad. (SalinasRamos & OsorioBayter, 2012). Permitiendo así que las oportunidades de negocio sean inagotables, particularmente para Latinoamérica debido a la capacidad de adaptación derivada de  las variantes en la economía y marco legal,  dado que gran cantidad de segmentos del mercado no están atendidos por lo que permite replantearse las diferentes posibilidades de  modelos de negocios  a desarrollar. 

Por lo que es pertinente  que los actores de estas iniciativas sepan distinguir entre un emprendimiento y un emprendimiento social, para que estas organizaciones puedan beneficiarse  de estas oportunidades y así transformar estas ideas en proyectos rentables que otorguen beneficio a la sociedad. Las organizaciones tradicionales buscan más estandarizar un modelo, sin importar si al final resuelve o no un problema social. Sin embargo para el emprendedor social  si bien no debe de ser el fin único de la  organización/proyecto el perseguir un bien social, si toma muy en cuenta el generar un cambio o transformación social (Social emprende, 2015) ya que pueden existir empresas para las cuales el fin social tenga un papel dominante, mientras que en otras puede existir un claro compromiso de generación de ingresos que vaya unido al fin social. (Curto Grau, 2012) Y es que la gestión económica es fundamental porque denota seriedad y genera confianza y, en consecuencia, asegura la actividad de la organización. Lo que desencadena el  gran reto de los emprendedores sociales, poder medir con la misma exactitud el nivel de resultados económicos y el nivel de cumplimiento de los objetivos sociales. 

Por lo que se destacan a continuación algunos casos de emprendedores sociales latinoamericanos quienes se han replanteado la forma en la que proporcionan  sus productos y servicios mejorando así los resultados sociales: 

ACJ-YMCA Francisco Morazán, La Paz, Taulabé, Copan, Honduras 

Genera oportunidades de inserción social y generación de ingresos económicos para la Juventud de Honduras mediante su Programa de Emprendimiento Juvenil. http://www.ymcahonduras.org/?page_id=959

Javier Armando Lozano, Clínicas del Azúcar, México

Las Clínicas del Azúcar son una cadena de clínicas de bajo costo dedicadas al control de la diabetes que proporcionan atención para la prevención y apoyo accesible a los mexicanos que carecen de servicios. http://www.clinicasdelazucar.com/ 

Rosario Pérez, Pro Mujer, Argentina, Bolivia, México, Nicaragua, Perú

Pro Mujer es una organización internacional de micro financiamiento y desarrollo para la mujer cuya misión es proporcionar a las mujeres más pobres de América Latina los medios para poder subsistir por sí mismas y crear un futuro para sus familias por medio de micro financiamiento, capacitación en materia de negocios y apoyo a la salud. http://promujer.org/espanol/quienes-somos/

Luis Szarán, Sonidos de la Tierra, Paraguay

Sonidos de la Tierra usa la música como herramienta de transformación social y comunitaria. En la actualidad, escuelas de música y orquestas juveniles llevan a cabo sus actividades y trabajan en más de 180 ciudades y pueblos, en escuelas rurales y barrios marginados. http://www.sonidosdelatierra.org.py/

 

Referencias 

Curto Grau, M. (enero de 2012). IESE Business School. Recuperado el marzo de 2016, de http://www.iese.edu/es/files/Cuaderno%2013_tcm5-75666.pdf

Lacruz Moreno , F. F. (2005). La empresa ambientalmente responsable. Economia (Instituto de Investigaciones Economicas y Sociales de Merida Venezuela)(21), 44-45. Recuperado el Marzo de 2016, de http://iies.faces.ula.ve/revista/Articulos/Revista_21/Pdf/Rev21Lacruz.pdf

SalinasRamos, F., & OsorioBayter, L. (Agosto de 2012). Emprendimiento y Economía social oportunidades y efectos en una sociedad en transformación. CIRIEC(75), 130-132. Recuperado el marzo de 2016, de http://www.redalyc.org/pdf/174/17425798008.pdf

Social emprende. (7 de septiembre de 2015). Recuperado el marzo de 2016, de http://www.socialemprende.org/como-medimos-el-impacto-social/

 

Autor: Taria Andino Ruiz 

Si deseas ponerte en contacto para mas información en relación a este tema puedes escribir a :  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Proyecto PAR

 

Proyecto OEE

 

Proyecto CPID

Dirección

Telefax: (504) 22166100 ext: 100894, 100895
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.